Sartenes sin elementos tóxicos ni contaminantes

Jueves, 28 de febrero de 2013

Llega un momento en el cual empiezas a plantearte que tipo de contaminantes te estás metiendo en el cuerpo sin saberlo. En este caso trataremos los distintos tipos de sartenes y sus recubrimientos, para llegar a una forma no tóxica de cocinar nuestros alimentos.

Al cocinar en una sartén no solo podemos contaminar el alimento con sabores extraños sino que también partículas tóxicas pueden desprenderse de esta y adherirse a la comida o pasar al aire si sometemos a la sartén a unas temperaturas demasiado altas.

tipos de sartenes

1. Sartenes con teflón: estas son las que tienen un uso más extendido, pero no por ello son las más seguras o recomendadas, de echo no son ecológicas ni seguras. El teflón puede desprender gases nocivos a altas temperaturas y en él encontramos un subproducto denominado ácido perfluorooctanoico que ha resultado peligroso para la salud y el cual se relaciona con el cáncer, la infertilidad y trastornos inmunitarios; además de resulta ser un elemento no biodegradable que sigue causando problemas de contaminación en nuestras aguas (hay un compromiso por parte de DuPont para sustituir este elemento químico antes de 2015).

2. Sartenes de aluminio: las de este material son perjudiciales para la salud  y deberías desechar cualquier otro tipo de cacerola u olla en la que cocines cuanto antes.

3. Sartenes de hierro fundido/colado: este material tiende a oxidarse y a intercambiar sabores con los alimentos, además se desprende hierro que pasa a los alimentos. Para cocinar de forma correcta en estas sartenes es necesario crear una capa antiadherente en forma de grasa, por lo que se recomienda lavarlas solo con agua. Esto realmente no parece muy saludable ya que se está creando una acumulación de residuos que se recalentará y quemará innumerables veces.

4. Sartenes a la piedra: es solo un nombre que se le da debido a su recubrimiento, no es que sean de piedra. La diferencia es que están libres de PFOA por lo que no perjudican al medio ambiente ni a nuestra salud. Son resistentes y duraderas, gracias a su recubrimiento cerámico.

5. Sartenes cerámicas: en los últimos tiempos se han puesto bastante de moda y pueden encontrarse en muchos centros comerciales, pero la mayoría no son reales ya que el recubrimiento es de baja calidad y simplemente se le ha aplicado una fina capa de pintura con base de cerámica. Esto hace que al poco tiempo la capa antiadherente se dañe y empiece a desprenderse, mezclándose de esta forma con los alimentos.
Siempre deberemos buscar sartenes de cerámica maciza; Neoflam® posee la patente de estas sartenes y su distribuidor en España es Darna, no generan tóxicos como el PFOA.

6. Sartenes de acero inoxidable: son de las más seguras, no desprenden contaminantes ni dejan sabores extraños a los alimentos. No son aconsejables para personas alérgicas al níquel ya que en la composición del metal suele haber un 8 o 10%. Por otra parte resultan ser de las más resistentes y duraderas, incluso puedes trabajar con utensilios de metal sin que esta sufra daños importantes. El truco para cocinar en ellas sin que se peguen los alimentos es precalentarlas y hacer lo mismo con el aceite (sin quemarlo), si pones alimentos con la sartén fría se pegarán.

7. Sartenes de vitrocerámica: estas serían también una buena opción, ya que no desprenden tóxicos ni reaccionan frente a los ácidos de los alimentos, siempre escogeremos las que no estén esmaltadas. La desventaja es que no son útiles para freír ni pueden usarse en cocinas de inducción.

8. Sartenes de Thermolon: su recubrimiento antihaderente no es tóxico, pero es algo muy reciente por lo que puede que en unos años se diga lo contrario. El uso de esta sartén es similar a las de teflón y su recubrimiento puede rayarse si no se usan los utensilios indicados.

9. Sartenes de titanio: estas sin lugar a dudas son las más seguras, ya que al estar compuestas de un material inerte este no perjudica nuestra salud. En cuanto a durabilidad y resistencia es mayor a todos los materiales anteriormente mencionados, también su precio será superior (Eurolux, Skk o Woll son las marcas más reconocidas).

Consejos

  • Cocinar los alimentos a bajas temperaturas, quemar los alimentos también es perjudicial.
  • No conservar alimentos en estos recipientes durante largos periodos de tiempo, ya que en estos casos si podrían absorber mayores cantidades de níquel, cromo, hierro, etc.
  • Después de cocinar deja que la sartén se enfríe antes de echarle agua.
  • En los utensilios fabricados con nanotecnología como las nanoparticulas de cerámica, aun no se ha demostrado si son o no tóxicos, pero se teme que puedan actuar a nivel celular.
  • Asegurarnos que la aleación de metales es la correcta, evitando el plomo o el aluminio.
  • Busca siempre la certificación que te asegure la ausencia de elementos como PFOA y PTFE.

Algunas de las fuentes utilizadas
Historia del Teflón
Toxicidad del PTFE
Thermolon

Salud

 
  1. Lunes, 21 de julio de 2014 a las 20:22 | #1

    Como habrás notado, me he quedado leyendo hasta el último
    de los artículos que escribiste. Espero que esto te sirva como motivación de que
    estás haciendo un trabajo muy bueno. En lo personal, soy
    amante de los buenos textos y me gusta seguir a las personas que tienen las habilidades de transmitir experiencias
    por medio de las palabras. Por ello te dejo este comentario y para cerrar
    quisiera decirte que me ha encantado poder llegar a tu lugar.
    En hora buena!

    • finanzas
      Miércoles, 23 de julio de 2014 a las 17:04 | #2

      Pues muchas gracias. En principio este blog lo empecé con otra idea, pero se ha ido convirtiendo en una forma de recordar esas cosas tan tediosas que tarde o temprano nos tocan hacer, y al mismo tiempo intento explicarlo para que pueda servirle a otras personas que se encuentren en la misma tesitura.

  1. Sin trackbacks aún.